Un santuario natural preservado, último refugio para muchas especies animales. Tierra mítica del fin del mundo en forma de embudo compartida por Argentina y Chile. Alejada de lo demás de los continentes, mecida por las duras condiciones climáticas, la Patagonia se merece...
¿Donde se encuentra la Patagonia?, Geografía, Patagonia chilena, Patagonia argentina, Clima, Las rutas, La carretera austral, La ruta 40, La fauna, Su fuerza

Cóndores sobre las Torres del Paine, Patagonia

Uno de sus destinos en Argentina y Chile será seguramente la Patagonia. Ocupa una gran parte de ambos territorios. Tierra de leyendas y espacios, la Patagonia es sagrada. La naturaleza ha reunido aquí algunos de sus más provocadores inventos. Los tres reinos – el animal, vegetal y mineral – se juntaron para sublimarse mejor. Es también una tierra poblada por hombres valientes y singulares.

Miremos el mapa

No es un país o una región administrativa de un Estado latinoamericano. La Patagonia es aquella tierra del fin del mundo que se extiende sobre el cono sur de América Latina, compartida por Chile y Argentina. La Patagonia es una región de ¡casi 1,400,000 km²! Región del sur ubicada en las fronteras de las Américas, a caballo entre el sur de Argentina y el sur de Chile. El 81% de esta vasta región se encuentra en Argentina (1,140,532 km²), más grande, más soleada, más ventosa… La parte chilena (256 093 km²) es más salvaje y mucho más húmeda. Para ubicarse en un mapa, los invito a consultar el mapa de la Patagonia.

Un poco de geografía

Aunque sus límites geográficos no estén claramente delimitados, la Patagonia cubre un territorio comprendido entre los 38° y 56° paralelos Sur, materializado de Norte a Sur, por el Río Colorado y el Cabo de Hornos.

Espina dorsal de subcontinente, la cordillera de los Andes se extiende hasta los archipiélagos de Tierra del fuego y se sumerge debajo del Mar de Drake antes de resurgir como la península antártica. Es la frontera natural (a menudo en discusión) entre Chile y Argentina, y separa la Patagonia en dos zonas geográficamente muy independientes una de la otra.

Patagonia chilena

Al Oeste (lado chileno), en Patagonia chilena predomina el bosque austral, denso y sumido a un importante régimen de precipitaciones que llegan hasta 4.000 mm/año, y crece hasta las proximidades de los fiordos de la costa irregular del Pacifico, sobre un borde de tierra que raramente excede los 100 km de ancho.

Patagonia argentina

Al Este (lado argentino), debido a que la cordillera no tiene acceso a las turbulentas aguas del Pacifico, en Patagonia argentina predomina una estepa semiárida constituida principalmente por mesetas que se extienden hasta los acantilados de la costa Atlántica.

Movimientos telúricos y periodos glaciares dieron a los Andes de la Patagonia un relieve muy particular de picos y agujas rocosas, cuyas cimas sobrepasan raramente los 3.000 metros. De los periodos glaciares quedaron dos gigantescos glaciares continentales: el Hielo Norte (4.500 km²) y el Hielo Sur (13.500 km²), que despliegan sus tentáculos helados sobre la ladera oriental de la cordillera y hasta los fiordos de la costa pacífica, formando numerosos glaciares entre los cuales se destacan los más imponentes del planeta.

Clima

Estamos aquí al extremo sur del continente Americano, al Sur del sur, donde la vida parece llegar a su fin, o al contrario, empezar… Un verdadero paraíso en la tierra siempre que el tiempo sea bueno; el infierno puede rápidamente dar señales cuando las condiciones se vuelven extremas. El viento es un elemento presente y constante. Limpiando todo a su paso, parece esculpir los elementos y llevar consigo nuestras penas y razones.

En el gran Sur, las condiciones climáticas son tan difíciles, sobretodo en invierno que incluso el Hombre no ha conseguido instalarse masivamente… ¡y enhorabuena!

En la parte Norte de la Patagonia, el clima es más templado y las temperaturas pueden ser muy elevadas durante el verano austral. La región de los lagos ofrece variedad de paisajes a explorar, escenarios de ensueño que le dan a esta región de la Patagonia, un entorno digno del jardín del Edén…

Las rutas de la Patagonia

La carretera austral

La Patagonia chilena es muy diferente a su vecina la argentina. Salvaje, accidentada y húmeda, el sur de Chile ha sido durante mucho tiempo inaccesible. Una ruta «loca» nació durante el régimen del general Pinochet: la Carretera Austral, que comienza en Puerto Montt, y continua serpenteando la costa pacífica de Norte a Sur. Un transbordador permite llegar, del otro lado del mar, a las ciudades portuarias que la Carretera Austral une con los pueblos pioneros.

Luego busca su camino a través de los parques nacionales y los pastizales, las montañas rocosas cubiertas de nieves eternas y valles encantados, antes de perderse en la frontera argentina, en el pueblo de Villa O’Higgins.

Se trata de una de las carreteras más singulares del planeta, que bordea la costa del Pacífico a lo largo de 1.200 kilómetros y no sobrepasa los 2 metros de anchura. Es una ruta de ensueño para los amigos de la naturaleza y los aventureros. Los viajeros pasan cerca de los fiordos, de glaciares y de volcanes, atravesando el bosque tropical y la Pampa, descubren los agitados ríos y los profundos acantilados.

Al extremo sur, la geografía natural toma ventaja sobre los hombres y sus ambiciones para nacionalizar los espacios. Al final de la carretera Austral, para el desagrado de los chilenos la única opción para llegar hasta Punta Arenas, es cruzar la frontera y hacerlo desde el lado Argentino.

La ruta 40

Del otro lado de la frontera la famosa Ruta 40 bordea la Cordillera de los Andes y llega a su fin en la ciudad de Río Gallegos al borde del Atlántico Sur. A partir de allí, para descender hacia el sur en Tierra del Fuego, el paso por Chile es obligatorio para atravesar la frontera el famoso Estrecho de Magallanes, ¡esta vez para desagrado de los argentinos!

La fauna de Patagonia

Los animales no tienen este problema y pueden pasar de un territorio a otro. El símbolo de esta libertad de movimiento es el cóndor que planea y reina las cimas de la Cordillera de los Andes. Se trata de un pájaro carroñero de gran envergadura cuyo tamaño máximo es de ¡3,50 metros! lo cual le permite planear en círculos hasta más de 6.000 metros de altitud. El cóndor de los Andes utiliza al máximo las corrientes térmicas con el fin de evitar todo esfuerzo inútil, ya que luego de treinta aleteos se agota.

La Patagonia es una región con una fauna muy rica. Ir a Patagonia para observar animales es necesariamente una de las razones de un tal viaje. Entre la fauna del litoral no deben olvidarse a los lobos marinos o leones de pelaje austral, elefantes de mar del sur, pingüinos, petreles, cormoranes, ballenas francas, ballenas jorobadas, ballenas azules, orcas y muchas otras especies… A lo largo de las costas y el pleno mar, todos estos animales son fácilmente observables. ¡Así que prepare su cámara de fotos!

Esplendores de la Patagonia

Hay regiones en el mundo cuyos nombres provocan una especie de fantasma de evasión, de locura… Y la Patagonia claramente forma parte de ellos. Es cierto que algunos paisajes tienen el poder de desatar el espíritu. La Patagonia es el mejor ejemplo… Un viaje a la Patagonia inevitablemente deja un rastro indeleble en cada uno de nosotros, haciendo de esta región del Sur, un destino fuera de lo común y, ciertamente, una gran idea de viaje.

Todo comenzó en el siglo XVI. La Patagonia fue descubierta en 1519 por Fernando de Magallanes, el cual nombró muchas islas destacadas en su camino. Patagonia significa «Tierra de grandes pies». La leyenda cuenta que Magallanes y su tripulación habrían apercibido una tribu de gigantes dotados de grandes pies. Nombraron entonces, a esta tribu como «los Patagones» o «Los grandes pies». Más tarde, otros exploradores, clamando haberlos visto también, esbozaron dibujos de los Patagones.

Ahora está claro, la Patagonia es un destino fuera de serie y todavía hoy preservado gracias a su lejanía y a sus especiales condiciones climáticas. Un viaje en estas latitudes será la ocasión para meditar sobre esta frase:

«Solo queda la Patagonia que convenga a mi inmensa tristeza», pensaba Blaise Cendrars, dejándose llevar por los escritos de su Transiberiano hacia las lejanas regiones de un país también salvaje, lejano y hostil: Siberia.

Consultarme para este destino

Artículos sobre la Patagonia

Ver más   

Mes conseils pour visiter la Péninsule Valdes

Quand y aller ? Comment optimiser son séjour ? De quelle manière visiter ? Quels sont les endroits à ne pas rater ? Ce sont les questions que tous les voyageurs se posent avant d’arriver à la Péninsule Valdes. Je vais vous aider à répondre à toutes ces questions. Sans non-plus divulguer toutes mes bonnes adresses ! ? En général …

Sigue leyendo  

Patagonia, refugio de Butch Cassidy

Durante su viaje, tendrán la oportunidad de recorrer algunos lugares donde estos ladrones han ido. Cito, por ejemplo, «La Leona» entre El Calafate y El Chaltén, lugar ideal para tomar un café, el hotel/bar Touring en Trelew, idealmente ubicado, en ese momento, cerca de un banco y, por supuesto, en algunos lugares no muy lejos de Cholila. Butch Cassidy nació …

Sigue leyendo