El Pequeño Norte chileno, es la región menos visitada de Chile que ofrece sin embargo, muchas cosas lindas a ver. Para los amantes de la astronomía, aquí los teleobjetivos apuntan a los cielos más puros que se puedan encontrar en el planeta.

Parque Nacional Tres Cruces en el pequeño norte chileno

Es en el pequeño norte de Chile que se encuentra el volcán más alto del mundo, Ojos del Salado. Verdes valles soleados propicios para el cultivo vitivinícola, rico, seco y próspero. Esta región del Norte de Chile es sin dudas la menos visitada, y más aun, la más desconocida. Yo mismo he tardado en visitarla, seducido como muchos por otros sitios más atractivos y más conocidos.

El Pequeño Norte chileno entre desiertos y estepas

Verdadera tierra de leyendas. Es en esta región del norte que los observatorios astronómicos apuntan sus ojos a los límpidos cielos; es también la región donde se extienden verdes valles soleados propicios a la cultura vitivinícola, ricos, secos y prósperos.

Aquí, después del Gran Norte chileno, el desierto deja su lugar a la estepa; los cactus en forma de columnas montan la guardia sobre las laderas de las colinas en un paisaje donde los ríos serpentean su camino hacia el mar. El extraordinario cielo estrellado atrae a astrónomos que proponen visitas guiadas de su universo con tecnología de avanzada. Un mundo extraño donde se mezcla el ocio, los fósiles y la alta tecnología… Argentina a mitad de camino, entre un pasado palpable, árido y pesado y un futuro virtual, irreal y mágico…

A partir de Copiapó, ciudad conocida por sus minas de plata, podemos fácilmente llegar a Bahía Inglesa para descubrir las playas aisladas o hacer una excursión en las maravillosas tierras vírgenes del parque Nacional Tres Cruces, situado en la imponente cordillera. Este parque posee el volcán más alto del mundo: el volcán Ojos del Salado que culmina a 6.893 metros de altitud.

La Serena, estación balnearia, seduce con sus aire andaluz. Desde esta bella ciudad colonial es posible viajar hacia la verdoso Valle del Elqui, propicio al cultivo de la vid y la papaya. Este valle atrae también grupos esotéricos, admiradores del sol y apasionados de los OVNIS, alabando al místico cielo que cubre con su atmósfera extraña esta ciudad legendaria.

El Pisco sour, cóctel que podemos encontrar en casi todos lados en Chile, es también oriundo del Pequeño Norte chileno…

Consultarme para este destino