Isla de Pascua (Rapa Nui): Aislada fuera de Chile, un viaje en el tiempo, al corazón de la civilización más misteriosa de todos los tiempos; un verdadero museo a cielo abierto con más de 600 moai; la pequeña isla de Pascua rebalsa de misterios y preguntas sin respuesta.

Volcán Maunga Terevaka Rapa Nui

La Isla de Pascua es, a mi entender, uno de los lugares más extraños y mas cautivadores de la tierra. Centenas de estatuas de piedra gigante son testigo de una de las civilizaciones más extraordinarias que el mundo haya podido conocer. Debo asumir que siendo un gran amante de las civilizaciones lejanas, la civilización de la Isla de Pascua es la que más me interesó. Sin dudas uno de los lugares del mundo más alejados de toda tierra habitada.

Rapa Nui

Rapa Nui (isla de Pascua en lengua Maorí) se encuentra en el Pacifico Sur a 3.700 kilómetros de la costa chilena. Debe su nombre al simple hecho de que el día en que llegaron los primeros visitantes europeos era el día de pascuas de 1722. Era la cuna de una antigua civilización que había dejado aquí y allá, cúmulos de inmensas esculturas de piedra llamadas Moais (mo’ai). Existen más de 600 moais en la isla y algunas alcanzan los 10 metros de altura. No se sabe con certeza de donde vinieron los primeros habitantes de la Isla de Pascua, por qué decidieron instalarse aquí y cuál era la frecuencia de su relación con los extranjeros, como tampoco la motivación que los llevo a esculpir y construir los grandiosos monumentos de piedra. No sabemos tampoco como llegaron a transportar esos enormes bloques de piedra, de un peso considerable, de los lugares donde los extrajeron hacia su ubicación actual. Esta isla es un verdadero museo a cielo abierto.

No muy lejos de Hanga Roa, lugar principal y capital de la isla, se encuentra el Maunga Terevaka (Monte Terevaka), punto más alto de la Isla de Pascua. Es un volcán en escudo cuya cima culmina a 511 metros de altitud. Es el volcán más grande y más alto de la isla. Además de su altitud y su lejanía de superficies terrestres, el Maunga Terevaka tiene la duodécima cumbre con más aislamiento topográfico del mundo. Esta rodeado de otros cerros como el Maunga Pui, el Maunga O Tu’u y el Vaka Kipo.

Analizar e intentar adivinar la historia de esta civilización desaparecida, me revela algo importante. De hecho, esta civilización relativamente avanzada, agotó literalmente todos los recursos de la isla para poder construir más estatuas aun más grandes que las precedentes. En su afán de querer «producir» cada vez más, esta civilización se auto destruyó de esta manera: no quedaba más nada en la isla que una especie de árbol y mil habitantes. Sin árboles no hay canoas así que la pesca se volvió imposible, la erosión del suelo se acrecentó y las cosechas fueron cada vez menos fructíferas, llevando la población a la hambruna. Una vez los recursos dilapidados, mortíferas guerras se produjeron en el seno de esta comunidad, llevando hasta la destrucción de las estatuas. Fue una demostración a «pequeña escala» de lo que el planeta tierra conoce hoy en día y muestra de ello el verosímil final que nos espera. Pero esta civilización, que llegó a matarse a sí misma, encontró los recursos necesarios para estabilizarse y mantenerse viva creando el mito del Hombre Pájaro. Mensaje de esperanza para todos los habitantes del planeta tierra…

Consultarme para este destino