Algunos símbolos

Argentina y Chile, dos países con símbolos y tradiciones bien codificados

¿Las argentinas… las mujeres más bellas del mundo?

Fantasmas para algunos, «Crueles» realidades para otros, ¿leyenda? A escuchar los argentinos eso deja lugar a duda… Son muy orgullosos y es necesario medir a menudo lo que dicen… Mejor sería que se hagan una idea por su mismo.

Bonitas y sonriendo… el arte del «piropo» es algo de innato en los Argentinos… no intenten imitarlos, serán seguramente ridículos al final. Pero, ¿que es esto el «piropo» me dirán? Es la seducción versión Sudamérica con una mezcla de romanticismo y poesía; más un juego que de la draga para decir justo. Los argentinos y sobre todo los «porteños» (habitantes de Buenos Aires) les gustan deslizar (más o menos con fuerza) elogios a las lindas mujeres quienes cruzan en la calle… ¡y allí atención! Hay siempre un juego de palabras, un piropo, una bonita metáfora que tendrá su efecto sobre las mujeres más a prueba de calor. Las argentinas responden a menudo por una sonrisa de soslayo, que justificará al aspirante que debe contestarse de más bonita por un nuevo «piropo». A los argentinos les gusta este juego de seducción y las argentinas se complacen en estas pequeñas frases en consideración suya… Las argentinas se visten en consecuencia y revelan pues su silueta, para la felicidad de los ojos y de todos.

Los argentinos, o debería decir los habitantes de Buenos Aires carecen seguramente de señales… demasiado orgullosos de ser el pueblo de América Latina y lo más cerca posible de Europa, intentan más seguir u anticipar los métodos del viejo continente que de definirse a sus culturas y fuertes hábitos con todo tan a mis ojos. Esto que es por supuesto el caso por lo que los «Porteños» o muchas fórmulas corren sobre este tema… mi preferida es ciertamente: «Los argentinos, estos italianos que hablan español y que sueñan ser ingleses…».

Todo el arte del mate y su beneficio en las relaciones humanas

El mate símbolo argentino

Pero, ¿qué es el mate?

El mate es la «bebida» más popular en Argentina. Verán a mucha gente beber, aún más en Uruguay, en Paraguay, en el sur de Brasil y un poco menos en Chile. No es una bebida en el primero sentido del término. ¿Por qué? Y bien simplemente porque nadie bebe el mate en Argentina para calmar su sed. Es un hábito, un ritual propio. El mate es todo el contrario de lo que es la televisión: si están con alguien, permite conversar, y permite reflexionar si están solos. Cuándo alguien visita a una persona en Argentina, la primera frase será «hola», el segundo será «¿unos mates?»

Esto sucede en todos los hogares de Argentina. Tanto en los ricos como en los pobres, entre joven gente y personas de la 3.o edad. Es la única cosa que pueden compartir los padres y sus hijos sin disputarse o estar en desacuerdo. Los más puros Peronistas y radicales pueden servir el mate sin buscarse.

Beber mate requiere 4 cosas indispensable: el mate, que es en realidad el recipiente o llamado también «calabaza», él allí en uno de lleno de clases, más o menos decorativos, y de tamaños diferentes. La hierba del mate («yerba mate»), varias marcas posibles, pero todas vienen de los mismos cultivos de la provincia de Misiones en el norte del país. La «bombilla» que es un tipo de paja metálica con la cual se bebe el mate. En fin «la pava» o «termo» que permite guardar el agua a temperatura próxima a la ebullición.

Hay siempre un «cevador», que es la persona que prepara y sirve el mate. Cuando no quieren más mate de un simple «gracias» bastará. Se comienza a dar el mate a un niño cuando lo reclama. Se le dará más bien tibio, con bastante azúcar (para que el mate sea menos amargo), leche al lugar del agua, y se sentirá como un gran muchacho o como una gran muchacha. Todos los padres experimentan un gran orgullo cuando ven por primera vez a su progenitura tomar mate.

A continuación, los años pasando, estos niños que se han convertido en adultos, elegirán de beberlo amargo o azucarado, muy caliente o al contrario frío («tereré»), con la piel de naranja o jugo de limón por ejemplo. Cuándo dos personas toman mate por primera vez juntas, para no que tome el riesgo de decepcionar, el «cevador» (que es en principio el que recibe) preguntará siempre «¿Dulce o amargo?». El otro responderá ciertamente: «como lo tomes vos».

La «yerba» es lo que encontrará seguro yendo en la casa de un argentino, en un cajón o sobre un estante. Siempre. Y si llega de no tener hierba mate, un vecino tendrá inevitablemente y dará.

En Argentina y en Uruguay, el hecho de convertirse en un hombre es día bien especial. Nada que ver con el hecho de seguir estudios a la universidad, o de vivir lejos de sus padres, o también de equiparse diferentemente. En estos dos países, los niños se convierten en adultos cuando experimentan la necesidad de beber algunos mates; solos. No es la casualidad… este día, cuando pondrá «la pava» sobre el fuego y se preparará sus primeros mates para si mismo, sin la presencia de nadie, durante estos largos minutos, descubrirá que tiene un alma. Experimentará un sentimiento muy diferente de todos, y será un momento especial.

El ritual del mate es una linda demostración de valores

  • Es la solidaridad soportar mates sin gusto («lavados») porque el debate es bueno. El debate, pero no el mate.
  • Es el respeto de estos momentos para hablar y escuchar, usted habla mientras que el otro sirve el mate y viceversa.
  • Es sincero decir: «¡Che, cambiá la yerba!», ya que el mate no tiene más gusto.
  • Es la amabilidad pedir estúpidamente «¿está caliente, no?».
  • Es la modestia para saber quién sirve el mejor mate.
  • Es la generosidad dar hasta el final.
  • Es la hospitalidad, la invitación.
  • Es la obligación de decir «¡Gracias!», al menos una vez al día.
  • Es una actitud ética y honesta, encontrarse sin mayores pretensiones que compartir.

Una identidad fuerte…

El barrio de La Boca

El barrio de Buenos Aires más popular para mi es La Boca. Barrio pobre de Buenos Aires, alberga a muchos habitantes procedentes de Italia y España. Hoy en día, el barrio de La Boca es muy popular entre los turistas que vienen a admirar en masa las coloridas fachadas de las casas y a apreciar el ritmo de vida animada del barrio. La Boca también es conocida mundialmente por su club de fútbol, el Club Atlético Boca Juniors, así como su terrible estadio (cancha), La Bombonera. La oportunidad para mí de hablar sobre la pasión compartida por todos los argentinos: el fútbol y, por supuesto, Diego Maradona.

Diego Maradona

Se sorprenderán rápidamente al ver la cantidad de televisores en bares, restaurantes, lugares de reunión que transmiten partidos de fútbol. Argentina es, en mi opinión, el país que muestra más pasión por este deporte. Es verdaderamente impresionante. El ídolo de todos es por supuesto Diego Armando Maradona, nació el 30 de octubre de 1960 en Buenos Aires, apodado «El Pibe de Oro», Pelusa, Dieguito, o el Maestro. Es considerado, aquí y en otros lugares, como el mejor futbolista de todos los tiempos.

El Tango

La primera imagen que tendrán de Argentina, será probablemente su capital – Buenos Aires – La oportunidad para que les cuente sobre algunos personajes y costumbres relacionados con esta ciudad: Buenos Aires y Tango son inseparables.

Los argentinos pueden estar orgullosos de dominar la danza más compleja del mundo. El Tango es una cultura. Resumiendo con música y baile sería obviamente reductivo. Los argentinos están acostumbrados a decir que el baile sirve sobre todo para valorar a la mujer en su feminidad y su sensualidad. El papel de la mujer es aprovechar la orientación y las posturas de su pareja para expresar su imaginación y carácter. Asistir a una Milonga en Buenos Aires será un punto culminante de su viaje. Recomiendo con fuerza. Y querrán seguro, como yo, tomar clases de Tango. Se los digo ahora mismo, ¡es difícil! Entre los compositores más famosos de Tango, citaré: strong>Astor Piazzolla, Osvaldo Pugliese, Aníbal Troilo y por supuesto Carlos Gardel.

La Peña

Deben ir absolutamente a una Peña en Argentina. La peña es un lugar muy popular donde se puede escuchar folclore. A menudo uno o dos músicos, a veces más. El público y los músicos forman a menudo uno solo. Los ritmos que se tocan son casi siempre «samba» y «chacarera». Muy rítmicos, los músicos siempre calientan el ambiente con gritos de «arriba las palmas», ¡Entonces verás a todos golpeando en las manos! El ambiente de una «peña» hay que conocer absolutamente. A veces la música se detiene de repente y uno de los músicos grita «¡Aro aro aro!…». Cuando lo escucharán, será el momento en el que cualquiera puede hablar para contar una pequeña «broma».

Pero cuidado, siempre son chistes muy especiales, un poco «sucios», a menudo machistas, las «suegras» rara vez se salvan y siempre hay sobreoferta. A menudo uno de los músicos terminará con un «aro» y cuando piense que el tiempo de «chistes» ha terminado, la música se reanudará, con el fondo de la risa, a menudo fuerte, de la gente en la sala. Por supuesto, la cerveza fluye y hasta la madrugada… Las peñas más «fuertes» se encuentran en el Noroeste Argentino y en la Patagonia.

Las empanadas

También tendrán la oportunidad de comer una de las especialidades argentinas y chilenas: las empanadas. Las empanadas son pequeñas masas redondas, plegadas y rellenas de carne, pescado, huevos, papas u otros ingredientes. Se encuentran en la cocina tradicional española y en toda América del Sur con algunas variaciones. El nombre proviene del verbo español «Empanar», lo que significa rellenar o aderezar con pan. Las empanadas se hacían tradicionalmente con masa de pan, pero cada vez más se usa hojaldre. Se sirven calientes, como aperitivo, y con frecuencia se pueden usar para una comida completa.

En Argentina, el borde de las empanadas es festoneado cuando se rellena con carne picada, uvas, queso, verduras, atún, aceitunas, cebollas, pimienta sazonada, comino… A menudo se compran por una docena o media docena.

En Chile, la empanada es una variación de la conocida en Argentina, consiste en una masa de harina de trigo, que contiene carne con cebollas, un cuarto de huevo cocido, aceitunas y pasas, y se cocina al horno, también hay una versión frita en aceite y la receta de la masa varía un poco. Una receta de empanada bastante común que se prepara con queso rallado.

Hay otras formas de empanadas con mariscos, especialmente durante la Semana Santa. Se componen de verduras, mermelada de frutas (pera, manzana) o manzanas cosechadas en el Sur, pero en general, la costumbre es consumir, de forma masiva, con queso, que siempre se hace con milhojas.

El Gaucho

El mito del gaucho se une a la Argentina, en particular a la Pampa, estas grandes llanuras al oeste y al norte del país. El gaucho representa la figura del «vaquero» o «Cow-boy» del hemisferio Sur, los símbolos de la libertad y del aire libre.

La etimología de la palabra «gaucho» no está clara, probablemente viene de una palabra india que significa huérfano. Originalmente, este término se usaba para describir a los bandidos antes de convertirse en el nombre de los ganaderos. Los primeros gauchos eran generalmente mestizos de poblaciones indias y colonos españoles. Los gauchos han ganado gran prestigio relacionado con sus papel en la guerra de independencia contra las fuerzas realistas españolas.

En el siglo 19, el desarrollo del país y de la ganadería, ayudó a asentar a los gauchos, a confinarlos en espacios cerrados haciendo de ellos campesinos. Desde entonces, los gauchos viven en el corazón de las estancias, estas vastas propiedades, que hoy suman sesenta en la Patagonia, y encarnan la aristocracia terrateniente. Son las estancias que introdujeron la cría de ovejas en la Patagonia en el siglo pasado, mucho después de que las estancias de la Pampa desarrollaran la cría de ganado.

Hoy día, los rebaños de ovejas pueden alcanzar aproximadamente 50.000 cabezas, y la producción de lana es uno de los motores clave de la economía argentina y una de las mayores exportaciones después de los cereales. Durante el año, los gauchos viven por kilómetros a caballo desde la granja central y son responsables de una parcela de la propiedad. Viven en una casa de madera, a veces con su familia. Poseen varios caballos y perros pastores.

Sus vidas diarias son a caballo, observando rebaños solos, contando el ganado y controlando el estado de las cercas. Los animales viven en semilibertad, liberados en grandes áreas para ser reunidos varias veces al año, es la trashumancia.

Así, a comienzos del verano austral, los gauchos conducen a las inmensas manadas hacia la granja central de las estancias para que allí sean despojados. Este episodio de la vida de las estancias es muy espectacular y reúne a todos los protagonistas de las estancias que esperan este evento con impaciencia porque rompe la monotonía diaria. En esta ocasión, los gauchos traen sus rebaños respectivos, y luego los devuelven después de cortar el césped a su área designada, mientras que la lana se envía por barco a su país de importación.

Otros símbolos…

Argentina y Chile respectivamente tienen su ruta mítica, la Carretera Austral en Patagonia chilena y la Ruta 40 en Argentina.

La Ruta 40

La Ruta 40 es un camino importante de Argentina que cruza el país de Norte a Sur, desde Cabo Vírgenes hasta extremo Sur de la Patagonia hasta La Quiaca en la frontera boliviana, provincia de Jujuy. Es una gran ruta mítica paralela a la Cordillera de los Andes, que conecta los parques nacionales más importantes. Es la ruta más larga del país, cruzando el territorio en su mayor longitud, atravesando muchas de las regiones turísticas y las principales atracciones del territorio.

La ruta 40 tiene más de 4.928 km, comenzando en la Patagonia a nivel del mar, Cruzando 20 parques nacionales, conecta 27 pasos andinos y sube a más de 5000 metros de altitud, a nivel del paso «Abra del Acay», en la provincia de Salta.

La ruta 40 pasa por El Calafate, el Glaciar Perito Moreno, el Lago Puelo, el pueblo de El Bolsón, San Carlos de Bariloche, Villa La Angostura. Es parte de la Ruta del Vino en Mendoza. Conduce a los depósitos fósiles de dinosaurios en la provincia de San Juan, a las aguas termales de Catamarca, a Tafí del Valle, a los magníficos Valles Calchaquíes, a la Quebrada de Humahuaca, herencia de la humanidad, así como a la Puna. Como la legendaria Ruta 66 de los Estados Unidos, la RN 40 «Ruta Numéro 40» es uno de los símbolos y emblema de la Argentina.

La Carretera Austral

La Carretera Austral se extiende a lo largo de la costa del Pacífico por 1.200 km y, a menudo, no tiene más de 2 metros de ancho. Una ruta de ensueño para los amantes de la naturaleza y los aventureros. En esta ruta, los viajeros pasan por fiordos, glaciares y volcanes, a través de la selva tropical y la Pampa chilena, descubriendo ríos y acantilados profundos. La Carretera Austral comienza en Puerto Montt, continua serpenteando a lo largo de la costa del Pacífico. Un ferry permite llegar al otro lado del mar, a las ciudades portuarias que la Ruta austral conecta con las aldeas pioneras. La ruta se abre camino a través de parques nacinales y pastizales, montañas rocosas cubiertas de nieves eternas y valles encantadores antes de perderse, en la frontera con Argentina, en el pueblo de Villa O’Higgins.