Más que un símbolo, el mate es una religión aquí en Argentina.

La tradición del mateMe parecía lógico hablarles del Mate. De hecho, durante su viaje, verán enseguida gente en todas partes beber mate. Tanto en la ciudad como en el campo, se consume sin moderación y a veces desconcierta al visitante.

El mate, también conocido como té paraguayo, es una bebida natural y energizante que se consume a diario en América del Sur, particularmente en Argentina, en Paraguay, en Uruguay, en Chile y Brasil pero también en el Medio Oriente (Siria, Líbano). Argentina es el mayor productor de yerba mate en el mundo y el mayor país consumidor.

La yerbaLos Indios Guaraníes de Paraguay lo han estado consumiendo durante mucho tiempo. Según la leyenda guaraní, uno de sus dioses bajó del cielo para traerles su religión, enseñarles agricultura y revelarles la utilidad de varias plantas medicinales, incluido el arte de recoger y preparar mate.

Los jesuitas comenzaron a cultivar esta planta milagrosa a mediados del siglo XVII en Paraguay. Desde entonces, «el mate» también se conoce como té jesuita o té paraguayo.

Compartir el mateEn América del Sur, el mate es más que una simple infusión, es una forma de vida, un ritual diario, un símbolo cultural esencial de intercambio que tiene su propio idioma. En general, se da de mano en mano, simboliza la franqueza entre amigos. Ofrecer un mate es un símbolo de convivencia y hospitalidad.

El mate se consume en casa, en el trabajo, caminando, en cualquier lugar, durante todo el día y a cualquier edad. ¡Muchos niños lo beben con leche mientras que los adolescentes agregan gotas de refresco! Natural, más o menos dulce, con sabor a cáscara de limón o menta, cada uno puede agregar un toque personal.

El mate y sus beneficiosEl mate es una excelente fuente de antioxidantes y minerales. Ayuda a combatir la fatiga mental y física, mejora el estado de alerta, fortalece la memoria y tonifica las funciones cardíacas, también ayuda a reducir el colesterol. ¡Y es un aliado para adelgazar! Es un estabilizador natural del apetito. Promueve la digestión y la regulación de la función intestinal. También ayuda a aumentar la resistencia, fortalecer el sistema inmunológico, luchar contra las alergias, aclarar la mente, luchar contra la depresión y muchos otros.

El mate y el gauchoEl mate es, en primer lugar, reconocido aquí por la gente del «campo», los gauchos, como su fiel aliado en su arduo trabajo. Cuando están solos en su puesto, en la Pampa o en la Patagonia, es un compañero y un pasatiempo… pero en un grupo, es sobre todo un vínculo social importante. Debido a que anima los círculos sociales, gira entre los invitados y todos comparten un buen momento, porque estas reuniones a menudo improvisadas, dan lugar a la famosa «charla» (interminable a veces) traducible en el sentido de la palabrería, la discusión. En cualquier momento todo es una excusa para compartir un mate.

Rechazar un mate es abandonar el círculo…

Consultarme para un viaje